Disponible en PDF

 

SEMINARIO WEB «LA SOBERANÍA ALIMENTARIA Y LA ESTRATEGIA DE LA GRANJA A LA MESA: Construyendo un modelo agrícola más justo y equitativo en la UE»

 

7 de julio de 2020, de 15h a 17h

 

Informe resumido y vídeo

 

El 7 de julio de 2020, ECVC organizó el seminario web «La soberanía alimentaria y la estrategia de la granja a la mesa: Construir un modelo agrícola más justo y equitativo en la UE». El seminario web se organizó con el objetivo de explorar el potencial de la soberanía alimentaria y para remodelar las políticas agrícolas y alimentarias de la UE, en particular en el marco de la propuesta de la estrategia De la granja a la mesa (F2F) y la actual pandemia de la COVID-19.

 

El seminario web se organizó en torno a un panel de tres ponentes que representaban a las organizaciones de agricultores (ECVC), el movimiento de soberanía alimentaria de Europa y Asia Central (Nyéléni-ECA) y expertos científicos.

 

Tras sus presentaciones, el Comisario de Agricultura de la UE, Janusz Wojciechowski, reaccionó ante el panel e interactuó a través de un diálogo con los demás oradores guiado por las preguntas planteadas por el público.

 

ECVC se alegró de escuchar que durante la conferencia el Comisario de Agricultura de la UE mostró comprensión por las posiciones de los pequeños y medianos agricultores para mejorar y cambiar el modelo agrícola de la UE hacia un modelo más sostenible y justo. El comisario declaró la importancia de reubicar la producción y reducir el papel que desempeña el comercio internacional en el sector alimentario y agrícola.

 

ECVC espera que en el futuro se tomen medidas concretas para que la estrategia F2F y la actual reforma de la Política Agrícola Común (PAC) vayan por el buen camino tanto para los agricultores como para los ciudadanos.

 

A continuación figura el vídeo del seminario web completo y un breve informe de las diferentes presentaciones realizadas durante el seminario web, incluidos algunos aspectos destacados del debate.

 

Aquí puede ver el vídeo completo del seminario web:

 

 

 

Informe del seminario web


 

Qué significa la soberanía alimentaria en la práctica para el contexto europeo, incluido el actual debate sobre la estrategia F2F, la política comercial de la UE y la reforma de la PAC, por Geneviève Savigny, agricultora del sur de Francia y representante de la Coordinadora Europea Via Campesina.

 

Como representante de organizaciones de pequeños y medianos agricultores comprometidos con el desarrollo sostenible de la agroecología campesina, Geneviève Savigny declaró que ECVC se alegra de ver la propuesta de la Comisión Europea (CE) de un Pacto Verde (GD, por sus siglas en inglés) que incluye la estrategia F2F.

 

Para la Sra. Savigny, estamos asistiendo a una evolución de la visión global: la atención se centra ahora en los alimentos. Con la crisis del coronavirus, se ha puesto más énfasis en la resistencia de los sistemas alimentarios familiares. Sin embargo, a pesar de ser más valorados en los principios de la estrategia, existe la preocupación de que, a la hora de aplicar las medidas F2F se excluya a los pequeños y medianos agricultores en lugar de integrarlos y apoyarlos. Además, es importante ver cómo se aplicará la visión del F2F en las diferentes políticas de la UE implicadas, especialmente en la PAC.

 

La Sra. Savigny también destacó el verdadero significado de la agroecología campesina: menos especialización, más integración de cultivos-animales, más rotación de cultivos, menos intensificación de la producción animal, más producción de frutas y hortalizas locales, menos dependencia de las importaciones, más autonomía en materia de proteínas.

 

Para la Sra. Savigny, una transición de todo el sector agrícola requiere:

 

  • Una visión clara del futuro de la agricultura en Europa.
  • Una renta estable y justa para TODOS los agricultores (el 80% de las subvenciones de la UE van dirigidas al 20% de los agricultores cuando el 50% de los 6.2 millones de explotaciones agrícolas que reciben pagos directos reciben menos de 1250 euros al año).
  • Un mayor enfoque en la incorporación de los jóvenes en la agricultura.

 

En particular, en el contexto de la actual propuesta de reforma de la PAC hay muchas preocupaciones:

 

La PAC tendrá que organizarse dentro de los Planes Estratégicos Nacionales y tendrá que seguir las recomendaciones de la CE, pero ¿cómo? Se supone que las medidas importantes se encuentran en el ecoesquema, parte del pilar 1 (pagos directos por hectárea) y las medidas de desarrollo rural (pilar 2).

 

Producción de frutas y hortalizas: muchos jóvenes agricultores inician la producción hortícola en pequeñas superficies. Hay una demanda creciente de productos frescos, pero estos reciben poco o ningún apoyo. El comienzo es difícil, y se les debe conceder una ayuda a los ingresos mensuales durante el primer año. ¿Están las instituciones de la UE pensando en eso?

 

Para la producción de lácteos hay poca flexibilidad, y el sector es muy dependiente de la industria transformadora. Este sector sufre dramáticamente caídas en el consumo o de sobreproducción, lo que provoca caídas drásticas de los precios. Se necesitan medidas de mercado sólidas y rápidas. Europa es rica en quesos locales que forman parte de la cultura europea.

 

Para el pastoreo es necesario señalar este tipo específico de producción animal, en el que animales como ovejas, vacas y cabras utilizan pastos rústicos u otras tierras marginales. ¿Serán plenamente reconocidos en la PAC?

 

 

También hay algunas preocupaciones sobre la estrategia F2F:

 

Comercio: la producción local debe ser el centro de atención y la UE debe dejar de promover un modelo agrícola orientado a la exportación e importación. A menudo, los productos importados no cumplen con la normativa de la UE y la estrategia F2F (esto es una contradicción) y dan lugar a precios más bajos para los agricultores de la UE (menores ingresos y sin subvenciones para compensar). No obstante, si bien es cierto que las exportaciones de Europa tienen un impacto muy negativo en los campesinos locales de terceros países.

 

En lo que respecta a la tierra, la estrategia F2F debería tratar de hacer más y abordar la cuestión de la concentración y la artificialización de la tierra, que hoy en día es un gran problema en Europa. Además, este fenómeno impide que los jóvenes se conviertan en agricultores.

 

En cuanto a la digitalización, aunque podría ser una posible herramienta, también podría ser peligrosa. Existen grandes riesgos de una mayor pérdida de autonomía, pérdida de control de los datos, aumento de las deudas y disminución de los ingresos de los pequeños agricultores.

 

Por último, la soberanía alimentaria consiste en la democratización de los sistemas alimentarios: para ECVC, en la estrategia F2F no hay ningún mecanismo para organizar una amplia participación y la inclusión de los interesados más vulnerables, desde el consumidor más precario hasta el más pequeño agricultor.

 

La Sra. Savigny también dedicó unas palabras al presupuesto de la UE y al fondo de recuperación, Next Generation EU. Para la Sra. Savigny existe un claro riesgo de que la mayor parte del dinero invertido se utilice para aumentar la industrialización de la agricultura y el poder de las grandes empresas del sector agrícola en lugar de apoyar a los agricultores más pequeños.

 

 

 

Los sistemas alimentarios en el centro de la sociedad por Jogoda Munič, director de Amigos de la Tierra Europa (FoEE), miembro del Movimiento para la Soberanía Alimentaria de Europa y Asia Central (Nyéléni ECA)

 

La Sra. Munič comenzó su exposición presentando la Red Nyéléni de Soberanía Alimentaria de Europa y Asia Central (Nyéléni ECA), que reúne a pequeños agricultores, pescadores, pastores, pueblos indígenas, consumidores, organizaciones no gubernamentales, sindicatos de trabajadores agrícolas y de la alimentación, organizaciones ambientales, de desarrollo, de investigación y de justicia/solidaridad/derechos humanos, movimientos alimentarios de base comunitaria y otros, con el fin de mejorar las iniciativas de soberanía alimentaria existentes y fortalecer nuestra labor en los planos local, nacional, regional y mundial.

 

Para la Sra. Munič la agricultura intensiva ha creado las condiciones para que se propaguen virus como la COVID-19.

 

Por una parte, acogió con satisfacción la estrategia F2F y declaró que algunas de las medidas propuestas son útiles; por otra parte, afirmó que la estrategia no es lo suficientemente ambiciosa para lograr el verdadero cambio sistémico necesario y sigue inscrita en un marco anticuado. Según ella, es necesario ir más allá del paradigma de crecimiento económico (ecológico).

 

La estrategia F2F no reconoce que existen diversos sistemas alimentarios y modelos de producción en Europa y que cuestiones como el uso de plaguicidas y antimicrobianos, el exceso de fertilización, la pérdida de biodiversidad, la explotación laboral y la promoción de dietas poco saludables están vinculadas al sistema alimentario industrial. La estrategia presenta soluciones técnicas para mejorar la sostenibilidad en lugar de abordar las causas fundamentales de los problemas. Necesitamos un cambio radical hacia un marco de políticas basado en la realización del derecho a la alimentación y la nutrición, la soberanía alimentaria y la agroecología campesina.

 

Para la red Nyéléni-ECA, los nuevos OMG no pueden formar parte de sistemas alimentarios sostenibles y no pueden ser desregulados.

 

A pesar de que los objetivos de reducción de pesticidas, fertilizantes sintéticos y antibióticos están presentes en la estrategia, el lenguaje que los rodea sigue siendo vago.

 

La estrategia no cuestiona ni las políticas comerciales ni los Tratados de Libre Comercio (TLC).

 

La estrategia no incluye la condicionalidad social y el respeto de los derechos humanos, incluida la Declaración de los Derechos de los Campesinos y otras Personas que Trabajan en las Zonas Rurales (UNDROP), adoptada en 2018, en todos los TLC y en la PAC.

 

La CE considera que la propuesta de reforma de la PAC es compatible con la DG y la estrategia F2F. En el caso de Nyéléni-ECA, la PAC actual ha demostrado que es incapaz de proporcionar ingresos justos a los productores, mantener las explotaciones más pequeñas en funcionamiento y cumplir al mismo tiempo los objetivos ambientales. Necesita una reforma radical, de lo contrario el F2F será una oportunidad perdida.

 

La estrategia F2F no reconoce el papel que desempeñan los campesinos en la biodiversidad agrícola (sistemas de semillas de los campesinos).

 

Faltan objetivos en la reducción de las existencias de animales en las granjas industriales. La estrategia permanece más bien silenciosa en cuanto al pastoreo móvil y los sistemas de ganadería extensiva.

 

La estrategia F2F presenta la acuicultura como una solución sostenible a la sobrepesca, pero pasa por alto el hecho de que la presión puede trasladarse a las poblaciones de peces salvajes que se utilizan como harina de pescado para alimentar a los peces cultivados. Otra cuestión que se ha descuidado son las consecuencias sociales de la transición a la acuicultura de capital intensivo.

 

La investigación e innovación (R&I) se enmarca en un contexto abiertamente técnico, pasando por alto la innovación social, las ciencias sociales y la investigación en humanidades.

 

En la estrategia no hay medidas que aborden la concentración de la tierra (especialmente en Europa oriental).

 

 

 

La importancia de la soberanía alimentaria para la estrategia De la granja a la mesa y el Nuevo Pacto Verde – Jessica Duncan, Profesora Asociada, Grupo de Sociología Rural, Universidad de Wageningen

 

Para la profesora Duncan, hay cinco reflexiones interconectadas con el objetivo de promover transformaciones sostenibles de los sistemas alimentarios en el marco de la estrategia F2F:

 

La importancia de cambiar la forma en que se enmarcan los sistemas alimentarios: es necesario ir más allá del marco de crecimiento económico, tal y como lo promueven el Pacto Verde Europeo y la estrategia De la granja a la mesa. Esto significa sustituir el marco de los alimentos como producto básico por el marco de los alimentos como bien común, pero también cambiar el marco para permitir la inclusión de múltiples perspectivas. La apertura a perspectivas diversas puede plantear desafíos a la continuidad de las actividades mediante la afirmación de una mayor diversidad de conocimientos (posicionados) relacionados con los sistemas alimentarios.

 

Existe una verdadera necesidad de reconocer y tener en cuenta la diversidad: la diversidad en los ecosistemas; en los productores de alimentos (incluidos los agricultores en pequeña escala y familiares, los pescadores, los pastores y los productores urbanos de alimentos); en quién informa las políticas y quién las formula; en los mecanismos de gobernanza; en la ciencia.

 

En tercer lugar, es importante prestar atención a los conceptos mal definidos, ya que estas palabras corren el riesgo de convertirse en las denominadas «palabras de moda»: es necesario definir más claramente los objetivos de la Estrategia y establecer parámetros. Es urgente realizar la ardua y profunda labor política de delinear los conceptos clave para evitar que se reproduzcan los mismos sistemas de los que ahora tratamos de apartarnos.

 

En cuarto lugar, la investigación y la innovación tienen un papel clave que desempeñar en estas transiciones: el enfoque esbozado en la Estrategia es altamente tecnológico. La investigación y la innovación deben estar vinculadas a los territorios y a las personas. Están surgiendo pruebas convincentes en torno a la necesidad de una investigación transdisciplinaria que reúna las ciencias sociales y naturales con los conocimientos prácticos y experienciales de todos los interesados. Es preciso dar más importancia a la función fundamental de la investigación en ciencias sociales. Esta no es una declaración contra la tecnología o la innovación. Todas las zonas rurales deben estar conectadas a Internet de manera adecuada y fiable, pero es importante que la digitalización siga siendo un facilitador y no un fin en sí misma. Es necesario fomentar la investigación de los sistemas alimentarios y las tecnologías adaptadas localmente y basadas en pruebas, y todas las tecnologías deben ser evaluadas en términos de sostenibilidad y equidad.

 

Por último, para el Profesor Duncan es importante la forma en que gobernamos los sistemas alimentarios: no se articula un enfoque democrático claro. Se necesita un enfoque de gobernanza en múltiples niveles que favorezca la garantía de los derechos de los más vulnerables y la democratización de los espacios de decisión.

 

 

 

El Comisario de Agricultura de la UE, Janusz Wojciechowski

 

Para el Comisario, este es un momento importante para decidir sobre la política agrícola de la UE (F2F, PAC, DG, estrategia de biodiversidad, presupuestos de la UE). Es necesario discutir y compartir opiniones sobre estas políticas.

 

El Comisario declaró que la crisis de la COVID-19 ha puesto gravemente a prueba la economía y la agricultura de la UE. Sin embargo, los agricultores garantizan la seguridad alimentaria y nos alimentan incluso en tiempos de crisis, por lo que debemos estarles agradecidos y garantizarles la seguridad financiera. La lección es que debemos prestar más atención a nuestra seguridad alimentaria.

 

Según el Comisario, las importaciones de alimentos no garantizarán la seguridad alimentaria -especialmente en tiempos de crisis-, por lo que es importante depender más de las explotaciones agrícolas de la UE. La UE es el mayor exportador de alimentos del mundo, pero ahora tenemos nuevas amenazas. En el último decenio, la UE ha perdido más de 4 millones de explotaciones agrícolas, sobre todo explotaciones pequeñas y familiares. También corremos el riesgo de no tener suficientes personas dispuestas a trabajar la tierra.

 

La concentración de la tierra no se realiza con fines de producción y, además, la agricultura se está industrializando. Esto no puede conciliarse con los objetivos de protección del medio ambiente y de desarrollo sostenible de la UE. La propiedad de la tierra se está concentrando, y más de la mitad de las tierras en la UE está en manos del 3% de los propietarios. El 80% de los pagos directos han sido recibidos por el 20% de los agricultores, especialmente las grandes explotaciones. Si nos fijamos en los productos alimentarios no elaborados, la UE tiene un déficit comercial aún mayor: importa cada vez más productos agrícolas, por lo que la seguridad alimentaria se ve amenazada.

 

La DG, la estrategia F2F y la estrategia de biodiversidad son un reto para la agricultura de la UE, pero marcan un verdadero cambio hacia las prácticas agrícolas sostenibles. Respetan el clima, el medio ambiente y el bienestar de los animales y brindan la oportunidad de explorar el potencial de las pequeñas y medianas explotaciones familiares.

 

La agricultura basada en la pequeña y mediana agricultura familiar no es menos eficiente que la agricultura intensiva. Estas explotaciones también son más resistentes a las crisis porque dependen menos de los suministros y mercados externos y están más cerca de la elaboración y los mercados locales. Hacen que la agricultura de la UE sea más respetuosa con el medio ambiente.

 

La agricultura de la UE debe ser más sostenible, pero también las políticas dirigidas a los agricultores: no se pueden hacer cumplir requisitos medioambientales más estrictos, sino que deben fomentarse mediante incentivos financieros. La CE ha presentado una propuesta más ambiciosa de MFP para 2021-2027 (+ 26.000 millones de euros).

 

Respondiendo a la Sra. Savigny, el Comisario dijo que está totalmente de acuerdo en que necesitamos una producción animal menos intensiva y que deberíamos aumentar la producción local. Existe la posibilidad de fortalecer nuestras pequeñas granjas autónomas menos intensivas. No obstante, tenemos un problema en la UE para entender qué es la soberanía alimentaria, pero podemos entender mejor qué es la falta de soberanía alimentaria (por ejemplo, las granjas industriales importan los piensos para sus animales de países no pertenecientes a la UE).

 

El futuro de la agricultura de la UE no debería basarse en las importaciones, no es el camino hacia la seguridad alimentaria. La seguridad alimentaria debería basarse en las pequeñas y medianas explotaciones familiares. Las estrategias de la DG, F2F y Biodiversidad son una gran oportunidad en este sentido. Para el Comisario vamos en una buena dirección para cambiar nuestra agricultura hacia un enfoque más respetuoso con el medio ambiente, el clima, los animales y nuestros agricultores.

 

Mesa redonda de reacciones sobre diferentes temas que surgieron de las preguntas de los asistentes.

 

COMERCIO: a la luz del F2F, ¿se renegociará el marco y la política de comercio internacional de la UE?

 

Genevieve Savigny: explicó que desde la creación de la OMC, el comercio ha dominado el debate agrícola y ha dominado la práctica: tenemos que producir para vender fuera del mercado de la UE. Esto ha generado diferentes cuestiones: la desaparición de los pequeños y medianos agricultores de la UE, el impacto de las importaciones de la UE en los agricultores no comunitarios. La competencia no es buena para la agricultura, ya que necesitamos justicia a nivel mundial. Los alimentos no pueden ser un producto básico como los demás. El comercio debe ser justo para todos los agricultores del mundo. La Sra. Savigny afirmó que el marco comercial de la UE debía revisarse.

 

Comisario Wojciechowski: según el Comisario, la estrategia F2F es una estrategia bastante buena para reducir las distancias entre la «granja» y la «mesa» y hacer que nuestra agricultura sea menos dependiente del comercio. Sin embargo, dijo que la idea no es estar en contra del comercio: todavía hay algunos sectores en la agricultura de la UE que dependen de las exportaciones (por ejemplo, los productores de vino y aceite). Sin embargo, podemos hacer mucho para reducir la necesidad de importaciones (por ejemplo, la soja de los EE.UU.) y aumentar la producción de cultivos proteínicos para los animales.

El vínculo entre los agricultores y los mercados locales es muy importante y debemos fortalecerlo. Tenemos alimentos de alta calidad en la UE, y estos alimentos deberían estar dirigidos principalmente a los consumidores de la UE.

En cuanto a la renegociación de la política comercial, el Comisario afirmó que los acuerdos comerciales en la UE son en su mayoría rentables para la agricultura, pero que hay algunos sectores que se ven afectados negativamente por los acuerdos comerciales y que, por lo tanto, deberían ser protegidos. Según el Comisario, es muy importante exigir a los países importadores las mismas normas de producción de la UE; debería haber una competencia equitativa. La estrategia F2F y la estrategia sobre la diversidad biológica nos obligan a promover las elevadas normas de la UE en todo el mundo.

 

Jagoda Munič: según ella, los acuerdos y políticas comerciales no pueden contradecir la aplicación de la DG. Debemos promover los estándares de la UE (calidad, justicia, pero también la condicionalidad ambiental). Debemos acortar las cadenas de suministro, estabilizar la producción de la UE y garantizar un lugar para la producción local en el mercado de la UE. La competencia entre la agricultura pequeña e intensiva no solo es problemática en el mercado mundial sino también en el mercado interno de la UE.

 

Jessica Duncan: según ella, la narrativa comercial de la UE no es adecuada para el propósito de la estrategia F2F. Sin embargo, en el F2F, el comercio es una oportunidad para mejorar la sostenibilidad de la agricultura a nivel mundial. Es muy importante abordar los efectos de la transición en los agricultores no pertenecientes a la UE, ya que la UE no puede mejorar su agricultura a expensas de terceros países (necesitamos solidaridad territorial).

 

 

PAPEL DE LA PAC: ¿la CAP se ajusta al propósito de la estrategia F2F? ¿Necesitamos una nueva propuesta?

 

Jagoda Munič: según ella, la PAC debe ser rediseñada para apoyar a los pequeños y medianos agricultores en lugar de las granjas industriales. También debería haber un vínculo más fuerte con la estrategia de la Biodiversidad. Deberíamos asegurar no solo una mayor calidad de los alimentos, sino también un menor impacto ambiental. Todavía se está debatiendo mucho sobre el presupuesto y el dinero aportado por los Estados miembros y la espera que los Estados Miembros contribuyan con sus presupuestos nacionales.

 

Jessica Duncan: según ella, los ecoesquemas ofrecen la oportunidad de reorientar los fondos de la UE, alejándolos de las ayudas directas a los ingresos.

 

Comisario Wojciechowski: según el Comisario, con la DG tenemos ahora más objetivos medioambientales para los agricultores pero menos dinero para alcanzarlos. Por lo tanto, se ha propuesto un aumento en el presupuesto de la PAC, especialmente para el Pilar II (el 27 de mayo). Sin embargo, el presupuesto de la PAC no debería ser el único mecanismo financiero para atender a los pequeños y medianos agricultores, también deberíamos considerar el Fondo de Recuperación como una oportunidad e inversión para apoyarlos (reconstruyendo las industrias locales de transformación en Europa). Durante la crisis, los pequeños agricultores no pudieron vender sus productos. Deberíamos incluir la agricultura en el plan de recuperación.

Además, el desarrollo rural puede recibir apoyo del Fondo de Cohesión (hasta ahora principalmente del Fondo de Desarrollo Rural).

En cuanto a los precios justos para los agricultores: según el Comisario, necesitamos una política sostenible para los agricultores y para las industrias de transformación a fin de apoyar la producción local.

Sobre el tema del transporte: el Comisario se refirió a los «horribles datos de EUROSTAT» y señaló que transportamos una gran cantidad de alimentos a través de largas distancias. Esto es muy costoso y afecta a los precios, por lo que sugirió que para lograr precios justos para los agricultores necesitamos limitar las necesidades de transporte.

 

Genevieve Savigny: explicó que inicialmente el objetivo de la PAC era alimentar a los ciudadanos de la UE con alimentos procedentes de Europa y que existían medidas de mercado para garantizar precios decentes. Sin embargo, la autosuficiencia de la UE en los años 80 empezó a costar dinero y otros países protestaban contra el proteccionismo de la UE. En lugar de disminuir la producción para satisfacer el consumo real y mantener precios justos, aumentamos la producción y bajamos los precios (decisión de la OMC en 1995) para competir en el mercado mundial. Esto ha provocado la situación que tenemos ahora.

 

Según la Sra. Savigny, la agricultura ofrece la oportunidad de crear energía a partir de la naturaleza. La mayoría de los agricultores de la UE son de pequeña escala, pero han perdido sus puestos de trabajo porque la PAC ha potenciado las explotaciones industriales (mediante pagos directos). Más allá del dinero, las prioridades de los pequeños agricultores son: adaptarse a los mercados locales, ser capaces de procesar localmente sus alimentos, equipo colectivo para transformar los alimentos, reducir los costos (por ejemplo, alimentar a las vacas con hierba en lugar de piensos importados puede dar lugar a una pequeña disminución de la producción, pero será más barato).

 

 

DERECHOS DE LOS TRABAJADORES Y LOS CAMPESINOS: ¿el F2F aborda las cuestiones sociales relacionadas con los derechos de los trabajadores agrícolas y los campesinos? y la cuestión de la democracia: ¿qué tipo de gobernanza vamos a tener en la aplicación del F2F?

 

Genevieve Savigny: explicó que la declaración del UNDROP es una herramienta importante para ECVC. ECVC cree que en la estrategia F2F y en la DG Europea el tema social no es lo suficientemente fuerte. La estrategia F2F menciona diferentes políticas sociales y ECVC espera que estas se definan de forma más clara.

 

Comisario Wojciechowski: el Comisario estuvo de acuerdo en que los derechos de los trabajadores son una cuestión muy delicada e importante en la política agrícola de la UE, y que las cuestiones sociales deben incluirse en los planes estratégicos internacionales. Reconoció que la DG no se centra tanto en la cuestión de los derechos de los trabajadores, sino que los derechos sociales forman parte de la política y los valores de la UE. Afirmó que la falta de respeto de los derechos de los trabajadores sería una razón para detener los subsidios de la UE y que deberíamos prestar atención a esto. La cuestión de los trabajadores temporeros es muy delicada, especialmente en algunos sectores agrícolas de la UE, como lo demuestra la crisis de la pandemia. La CE ha emitido recomendaciones especiales para que los Estados miembros se aseguren de que los trabajadores de temporada sean tratados como trabajadores cruciales y de que mejore la movilidad a través de las fronteras. El Comisario también señaló otra cuestión: ¿cómo hacer que la agricultura de la UE dependa menos de los trabajadores externos? El Comisario dijo que una menor necesidad de trabajadores externos significa una mayor resistencia para la agricultura. Dijo que deberíamos apoyar la agrodiversidad (diferentes tipos de producción) para que la agricultura de la UE sea más resistente, ya que a veces la especialización está creando el problema. Según las estadísticas, más del 50% de los trabajadores agrícolas de la UE proceden de fuera de la UE. El Comisario concluyó diciendo que, por supuesto, todos los trabajadores deberían ser tratados de acuerdo con las normas y valores de la UE.

 

Jessica Duncan: explicó que la COVID-19 ha arrojado luz sobre los trabajadores agrícolas y temporeros (su precariedad). Sugirió que se examinara la mano de obra en todos los sistemas alimentarios, ya que todos los trabajadores son esenciales. Además, deberíamos ir más allá del discurso económico de la escasez de mano de obra: la transición a un sistema más sostenible debería basarse en los derechos y la protección social (señaló que el UNDROP era la base). La Sra. Duncan afirmó que la seguridad alimentaria no puede depender de los bajos salarios y estuvo de acuerdo en que tanto el F2F como el GD necesitan un mayor enfoque en lo social.

En la gobernanza: El profesor Duncan afirmó que deberíamos inspirarnos en el enfoque basado en los derechos y apuntar a la integración de políticas (agricultura, salud, educación, infraestructura). El enfoque basado en los derechos significa dar voz a los más vulnerables (diferente del enfoque de múltiples partes interesadas). Según ella, el Comité de Seguridad Alimentaria ofrece un interesante modelo de gobernanza participativa.

 

Jagoda Munič: estuvo de acuerdo en que debemos fortalecer la dimensión social de la política agrícola y que debemos centrarnos en el enfoque basado en los derechos. Explicó que en Europa perdemos a los agricultores porque no pueden competir con la industria, y luego tenemos una industria que explota a los trabajadores migrantes. Estos actores pueden producir alimentos baratos y pueden competir con los pequeños agricultores. Según la Sra. Munič, si queremos competir de manera justa, debemos ayudar a los productores y cooperativas en pequeña escala y asegurar que las industrias respeten los derechos de los trabajadores y la protección del medio ambiente. Esto permitiría un sistema justo de competencia.

 

 

 

¿Los ecoesquemas van lo suficientemente lejos como para respetar los principios del F2F y cumplir con el verdadero significado de la agroecología? ¿Tendrán éxito en el logro del ODS y el objetivo climático sin la regulación del mercado?

 

Comisario Wojciechowski: el Comisario argumenta que es un objetivo muy ambicioso tener el 25% de las tierras de la UE cubiertas por la agricultura ecológica para el año 2030 (ahora 8%). Señaló que la situación cambia en todos los Estados miembros (por ejemplo, Austria, donde es casi el 25% contra otros donde es alrededor del 3%). Planteó la cuestión de qué mecanismos deberían adoptarse para motivar a los agricultores a pasar a la agricultura biológica. Según el Comisionado, no se logrará el objetivo obligando a los agricultores a pasar a la agricultura biológica, sino alentándolos con medios financieros. Y aquí viene el papel de los ecoesquemas, que es una idea nueva en la política agrícola de la UE. El Comisionado dijo que el debate actual se centra en la obligatoriedad de los ecoesquemas para los Estados miembros: actualmente están obligados a proponer ecoesquemas pero no hay una lista de posibles ecoesquemas. El Comisionado dijo que el intento será tener uno. El Comisionado mencionó un ecoesquema en particular relacionado con la agricultura biológica: tierras agrícolas utilizadas como biológicas o convertidas en biológicas. Según él, es particularmente importante apoyar esto. El Comisario dijo que la CE está debatiendo el fortalecimiento de la política agrícola a través de fondos adicionales dedicados a los ecoesquemas y que se necesitan más instrumentos para alentar a los agricultores a aplicar este objetivo. Según el Comisionado, el objetivo orgánico será una señal de fracaso o éxito en el futuro. El ambicioso objetivo orgánico es el resultado de la integración de la DG en la política agrícola. El Comisionado también añadió que ahora contamos con un presupuesto adecuado para el pilar II, pero que también es necesario reforzar el pilar I.

 

 

Preguntas sobre la tecnología: ¿el impulso de la UE a la tecnología va a reducir el número de campesinos? La nueva tecnología en el sector lácteo lo llevó al endeudamiento. OMG: las patentes, los derechos de propiedad, y los precios más altos generan muchos problemas a los pequeños agricultores.

 

Comisionado Wojciechowski: el Comisario declaró que, según él, la producción intensiva reduce la necesidad de mano de obra. Pero como la agricultura ecológica requiere más mano de obra, proporciona una buena oportunidad para evitar la despoblación de las zonas rurales.

Acerca de las nuevas tecnologías y los OMG: el Comisario reveló que cuando era miembro del PE estaba en contra de la expansión de los OMG en la UE, y que esta es también su posición actual. El Comisario argumentó que la responsabilidad recae en la DG Sante y en la Salud Pública, pero que todo debe basarse en pruebas científicas. El Comisario concluyó que la agricultura de la UE debería ganar en la competencia mundial no en la cantidad sino en la calidad de la producción.

 

Al final del evento, cada portavoz dio sus comentarios finales. ECVC, el anfitrión, recordó a todos que el propósito de este compromiso es asegurarse de que la voz de los campesinos se escuche durante todo el proceso de estos debates políticos.