Los OGM son una amenaza para la agricultura campesina. Todas las técnicas de modificación genética de las plantas están patentadas, lo que refuerza el control de las semillas por parte de las pocas multinacionales que dominan este mercado y destruye la autonomía de lxs campesinxs y sus derechos a las semillas.

Aunque las multinacionales que los producen los presentan como la solución milagrosa al cambio climático y al fin de los pesticidas, las plantas transgénicas son en realidad un puro producto de la agricultura industrial y un desastre medioambiental:plantas estandarizadas para el mercado mundial, que no están para nada adaptadas a las condiciones locales de cultivo, ya que crecen en monocultivos y requieren muchos insumos químicos para sobrevivir. En definitiva, los OGM son absolutamente incompatibles con el modelo de agroecología campesina que ECVC defiende como solución a los actuales retos medioambientales y climáticos.

Lxs campesinxs nunca han necesitado los OGM para alimentar al planeta, ¡es una falsa solución que sólo pretende enriquecer a unas pocas multinacionales!

En la UE existe desde 2001 una estricta legislación para regular los OGM, gracias a la movilización de lxs campesinxs, ecologistas y ciudadanxs, que en su gran mayoría se oponen a estas técnicas. Pero bajo la presión de los lobbies, la Comisión Europea está realizando propuestas para desregular ciertas nuevas técnicas de modificación genética, desafiando el derecho de lxs campesinxs a elegir una agricultura y una alimentación sin OGM.

¡Firma la petición para mantener los nuevos alimentos OGM estrictamente regulados y etiquetados!

Si el formulario de petición no se abre, puede intentar abrir la página en otro navegador.

¡Apostemos por que los nuevos alimentos OGM estén correctamente regulados y etiquetados!

Las grandes empresas químicas y de semillas quieren introducir en el mercado nuevos organismos genéticamente modificados (OGM). Como resultado, los alimentos modificados genéticamente llegarán a nuestros campos y platos sin que lo sepamos.

Estas empresas llevan años presionando a la Comisión Europea para que excluya los nuevos OGM de la normativa europea sobre OGM, con argumentos sin fundamento sobre los supuestos beneficios para la sostenibilidad, la reducción de pesticidas y el clima. Pero como también son titulares de las patentes de las semillas manipuladas con estas técnicas, su verdadera motivación sigue siendo aumentar sus beneficios. Esta toma de control de las semillas por parte de la industria amenazaría gravemente la autonomía de los agricultores en materia de semillas y la biodiversidad agrícola en su conjunto.

Ahora, la Comisión Europea planea excluir los nuevos OGM de los procesos de aprobación de la actual legislación de la UE sobre OGM. que ellos llaman nuevas técnicas genómicas (NGT), Según las normas actuales, los OGM antiguos y nuevos están sujetos a la autorización de la UE, que garantiza la evaluación del riesgo para la salud humana y el medio ambiente, la transparencia para los productores y agricultores, y un etiquetado claro para los consumidores. Excluir los nuevos OGM impediría a los agricultores, productores de alimentos, minoristas y ciudadanos optar por opciones libres de OGM. ¡Tenemos derecho a decidir lo que comemos y cultivamos en nuestros campos!

● Los nuevos OGM son OGM y deben ser regulados como tales, de acuerdo con el principio de precaución. Todos los OGM deben someterse a una estricta evaluación de seguridad y etiquetarse como modificados genéticamente, para garantizar la transparencia en toda la cadena de suministro para los ciudadanos y los agricultores.

● Debe investigarse más sobre los riesgos medioambientales, de biodiversidad y de salud de los nuevos OGM, sobre sus impactos socioeconómicos para los agricultores y el sistema alimentario, y sobre el desarrollo de métodos de detección.

● Los responsables políticos europeos y nacionales deben promover y apoyar soluciones probadas para una agricultura sostenible y resistente al clima, como las prácticas agroecológicas y la agricultura orgánica, y proteger la libertad de los criadores para operar sin que e amplio alcance de las patentes sobre las semillas producidas con nuevos OMG los restrinja.

Instamos a los responsables políticos europeos y nacionales a adoptar una postura firme contra cualquier intento de excluir los nuevos OGM de la actual legislación de la UE en materia de OGM y a defender los controles de seguridad obligatorios, la transparencia y el etiquetado de todos los OGM para garantizar la seguridad de nuestros alimentos, así como para proteger la naturaleza, el medio ambiente y nuestra libertad de elección.

¿Quién está detrás de esta petición?  Una coalición de más de 40 organizaciones campesinas y medioambientales de 15 países de la UE gestiona y apoya esta petición. En esta página, el contador de peticiones muestra el número total de firmas recogidas por nuestras diferentes organizaciones asociadas. Puedes firmar y compartir la petición hasta julio de 2022.

Quiere saber más sobre la posición de ECVC respecto a los nuevos OGM?  Puede leer nuestra hoja informativa Nuevos OGM, patentes y derechos de lxs campesinxs a las semillas, y nuestra última publicación, Inscribir los derechos de lxs campesinxs a las semillas en el derecho europeo.