Este comunicado de prensa también está disponible en alemán. Haga clic aquí para descargar la versión en alemán.

 

Mientras los agricultores y agricultoras de Europa se enfrentan a fenómenos climáticos intensos, inusuales para la época y perjudiciales para la producción de alimentos, el esperado paquete de medidas legislativas «Objetivo 55» (en inglés: “Fit for 55”), elaborado para aplicar la Ley Climática europea, no ha hecho más que decepcionarnos. Las doce iniciativas de este paquete serán el punto de partida de los próximos dos años de negociaciones y en lugar del enfoque ambicioso que necesitamos, este paquete contiene únicamente arreglos menores y medidas de compensación.

 

El punto de partida que falta en este paquete de acción climática es una verdadera revisión de los acuerdos comerciales. Nuestro sistema de alimentación, a nivel mundial y sobre todo aquí en Europa, está ahora basado en la globalización de los mercados, en el tránsito de producciones agrarias y alimentarias de un lado a otro del planeta sin la menor justificación económica, social y medioambiental y sin tener en cuenta los graves impactos sobre el cambio climático, aunque esos ya se conocen. En este paquete, salvo un sutil Mecanismo de Ajuste en la Frontera del Carbono, que se limita a abordar los fertilizantes, no se hace nada para contrarrestar esta tendencia. Esta revisión de acuerdos de libre comercio se debe abordar, permitiendo una verdadera justicia climática, y tomando en cuenta las condiciones de vida de los campesinos y campesinas en países terceros, que ahora dependen de esos acuerdos comerciales. Denunciemos el hecho de que la Unión Europea no aprovechó la oportunidad de esta legislación tan necesaria para realmente apoyar la relocalización de los sistemas alimentarios.

 

Asimismo, lamentamos que el paquete no se centre en medidas concretas para reducir las emisiones producidas por el sector de la agricultura que debe acelerar este proceso, al igual que los sectores de la construcción, el transporte y la industria. Por eso, campesinos necesitan un apoyo concreto y justo que permita un proceso hacia una producción dentro de los principios de la agroecología y que permita la multiplicación de los agricultores en el territorio europeo. Es necesario apoyar y acompañar a los agricultores para que eliminen progresivamente los plaguicidas y los fertilizantes que, además de afectar la salud de todxs, también son culpables de una gran cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero. Pedimos menos dependencia a las subvenciones, pero más agricultores y mejor remunerados; menos carrera hacia la productividad, pero más agroecología y mejores alimentos por nuestra salud y por nuestro planeta. ECVC reclama la simple prohibición de las explotaciones industriales intensivas.

 

También vemos con mucha desconfianza la combinación de los bosques, las tierras agrícolas y los humedales dentro del UTCUTS, en el horizonte 2030. Esto conducirá a mecanismos de compensación de emisiones en cada vez más sectores, utilizando la certificación de carbono, mientras que los objetivos deben estar en las emisiones brutas, y la aplicación debe consistir en la reducción de emisiones. Esta carrera hacia la compensación ha demostrado es vana porque su único efecto es permitir a los contaminadores contaminar aún más y porque tiene consecuencias muy negativas (se ha visto notablemente dentro del mecanismo REDD+), como el acaparamiento de tierras y el peligroso desvío de la tierra de su vocación alimentaria. También nos preocupa la Iniciativa de Agricultura del Carbono, anunciada para finales de este año, sobre todo porque va exactamente en la misma lógica de compensación de emisiones.

 

Por último, pero no menos importante, ECVC destaca que la complejidad de estos reglamentos y directivas y su falta de accesibilidad impiden cualquier diálogo ciudadano real, incluyendo la participación de los agricultores y agricultoras que son los primeros afectados. Nos parece lamentable que estos reglamentos estén tan poco armonizados con la PAC y el sistema alimentario europeo. La acción climática requiere un enfoque sistémico en el sector alimentario: desde la producción hasta el consumo. Si no se hace aquí, esperemos que otras iniciativas legislativas dentro del Pacto Verde, incluida la ley de Sistemas Alimentarios Sostenibles.

 

Los agricultores pueden ser los primeros afectados, ¡pero también son los principales impulsores del cambio!

 

Contactos

Morgan Ody, Coordinating Committee of ECVC – +33 626 97 76 43 – France – FR, EN

Andoni Garcia Arriola, Coordinating Committee of ECVC – +34 636 45 15 69 – ES, EUS