Hoy en una rueda de prensa organizada por la Coordinadora Europea Vía Campesina (ECVC), pequeñxs y medianxs agricultorxs de varios países de Europa han expuesto sus demandas para la próxima ronda de negociaciones del triálogo. La rueda de prensa ha dado protagonismo a lxs agricultorxs familiares, que constituyen el 95 % de los 10,5 millones de explotaciones agrícolas de la UE.[1] Para estxs agricultorxs, está claro que la aprobación e introducción obligatoria de una serie de medidas específicas es la única manera de salvar alguna esperanza de la actual reforma inadecuada e insuficiente de la PAC.

 

Se destacó en numerosas ocasiones la necesidad de aumentar el apoyo a los pequeños y medianos agricultores a través de la regulación del mercado y los precios justos, con el fin de garantizar que reciban precios justos y estables por sus productos, en lugar de estar a merced de un mercado supuestamente autorregulado que nunca ha funcionado ni funcionará. Si la PAC no puede garantizar precios justos y estables a lxs agricultorxs, es evidente que los objetivos de la PAC, junto con los objetivos de las Estrategias De la Granja a la Mesa y de Biodiversidad, serán imposibles de alcanzar.

 

Como dijo Attila Szocs, del Comité Coordinador de ECVC, “sin una regulación pública del mercado, los grandes actores de la industria y distribución seguirán presionando a lxs agricultorxs para que produzcan y vendan a precios cada vez más baratos”, lo que conduce a la destrucción de la agricultura a pequeña y mediana escala, más social y sostenible, la pérdida de la biodiversidad y la despoblación del medio rural, impondrán la agricultura industrial basada en un uso mayor de pesticidas, un uso degradante de los recursos naturales y los animales y la violación de los derechos de lxs trabajadorxs entre otras consecuencias”.

 

Esto también tiene que ver con la aprobación y aplicación de la condicionalidad social dentro de la PAC, una gran batalla librada por las organizaciones que representan a lxs pequeñxs y medianxs agricultorxs y a lxs trabajadorxs ruralxs, que no se puede conseguir sin garantizar unos precios justos para los campesinxs.

 

Para los miembros de ECVC, las ayudas de la PAC deben incluir la degresividad y los topes, el apoyo financiero para lxs nuevxs trabajadores, los pagos redistributivos y la aplicación del régimen de pequeñxs agricultorxs de forma obligatoria. Si en el triálogo no se aprueba que de forma obligatoria dentro de los planes estratégicos nacionales los gobiernos distribuyan las ayudas de mejor manera y más justa, el poder y la influencia de la agricultura industrial y de los grandes lobbies se impondrán para mantener el perjudicial e insostenible statu quo. Además, si no es obligatorio adoptar estas medidas, aumentarán las diferencias y desigualdades que ya existen entre los Estados miembros dentro del mercado único, y se seguirá bloqueando la renovación del envejecimiento de la población agrícola.

 

Además, lxs campesinxs de ECVC se mostraron unidos en sus preocupaciones relacionadas con el medio ambiente y constatan que los ecoesquemas dentro de la PAC no van a garantizar por sí mismos una producción agrícola respetuosa con el medio ambiente. Como destacó Morgan Ody, en la propuesta más reciente del Plan Estratégico Nacional francés, se afirmaba que “el 70% de los agricultorxs no tendrían que cambiar ninguna práctica para poder optar a las subvenciones adicionales del ecoesquema”. Para lxs pequeñxs y medianxs agricultorxs, que conocen de primera mano los impactos del cambio climático en nuestros sistemas de producción de alimentos, esto demuestra la naturaleza poco ambiciosa e insuficiente de los ecoesquemas dentro de la PAC. Sin embargo, lxs pequeñxs y medianxs agricultorxs reconocen que la adopción del artículo 188 bis (que restringiría las importaciones de alimentos que no respeten las normas sociales y medioambientales de la UE) es una oportunidad para dar un primer paso importante hacia la consecución de los objetivos establecidos en el Pacto Verde y las Estrategias De la Granja a la Mesa y de la Biodiversidad.

 

La frustración de lxs pequeñxs y medianxs agricultorxs de toda Europa es muy visible, como demuestra la manifestación organizada por CNA, miembro de ECVC, que llenó las calles de Lisboa durante la reunión informal de ministros de Agricultura y Pesca de esta semana. En esta fase final de las negociaciones, ECVC pide que las instituciones de la UE escuchen las voces de lxs pequeñxs agricultorxs y acuerden un paquete legislativo que refleje realmente las necesidades y demandas de todxs lxs agricultorxs, de lxs ciudadanxs y del planeta.

 

Contactos:

Attila Szocs, Comité Coordinador de ECVC – +40 771 405 819 – EN, RO
Morgan Ody, Comité Coordinador de ECVC – +33 626 97 76 43 – Francia – FR, EN
Andoni Garcia Arriola, Comité Coordinador de ECVC – +34 636 45 15 69 – ES, EUS
Pier Francesco Pandolfi de Rinaldis, Representante de la Articulación de Jóvenes de ECVC, +39 349 628 2963 IT, EN, FR
Adelia Vilas Boas, representante de CNA, Portugal, +351 918 289 937, PT, EN
O envíe un correo electrónico a press@eurovia.org

[1] https://ec.europa.eu/eurostat/statistics-explained/index.php?title=Agriculture_statistics_-_family_farming_in_the_EU