Encontrarán nuestra comunicado de prensa en el siguiente pdf.

 

Los pequeños agricultores de la Coordinadora Europea Vía Campesina y de La Vía Campesina internacional forman parte de los que siguen luchando en la COP26 por unos sistemas agrícolas verdaderamente sostenibles y por la urgente transición hacia la agroecología frente al modelo de agricultura industrial promovido por las grandes corporaciones y apoyado por muchos gobiernos del mundo. El evento de Glasgow ha dado lugar a una serie de compromisos para reducir las emisiones de metano y reducir la deforestación. Sin embargo, hay que mirar la letra pequeña de los acuerdos debido a la falta de confianza y de compromisos firmes por parte de los gobiernos para abordar el problema.

 

ECVC, como organización de pequeños agricultores que representa a 31 organizaciones de toda Europa, subraya el papel que debe desempeñar la agricultura como primera línea de defensa para la mitigación del carbono. Sin embargo, junto con muchas otras voces de movimientos sociales y otras organizaciones de la sociedad civil, rechazamos las falsas soluciones como las propuestas de “cero neto” y “mecanismos de compensación”.

 

En Europa existe actualmente un enorme riesgo de que se utilicen grandes extensiones de tierra agrícola como parte de los mecanismos de compensación, en lugar de utilizarse para la producción de alimentos, especialmente a través de la próxima iniciativa “Restauración de los ciclos sostenibles del carbono“, anunciada para finales de 2021 (antes llamada “Iniciativa de agricultura del carbono”). Aunque apoyar la transición hacia una agricultura sostenible es algo positivo, los créditos de carbono y el mercado de carbono conducirán a la financiarización de la tierra y a una mayor concentración de la misma, perjudicando al planeta, a los ciudadanos y a los agricultores en la misma medida.

 

El sistema alimentario mundial es responsable del 44-57% de las emisiones[1] mundiales de GEI, así que la agricultura es clave en la lucha contra el cambio climático. Sin embargo, las soluciones ya están sobre la mesa: los sistemas agroecológicos campesinos tienen un enorme potencial de absorción de carbono. Sin embargo, esto se debe a que trabajan con la naturaleza para proteger la biodiversidad y el medioambiente. En lugar de intentar calcular el mínimo posible de prácticas para trabajar contra la naturaleza y compensar el carbono mientras se continúa con un sistema globalmente insostenible, los líderes mundiales deben centrarse en proporcionar un apoyo real a la agroecología y la agrosilvicultura para ampliarlas y hacer que el sistema alimentario y agrícola sea realmente sostenible desde el punto de vista social, económico y medioambiental.

 

Para lograr cambios reales, los agricultores deben recibir una remuneración justa por su trabajo y los ciudadanos deben poder acceder a alimentos saludables, socialmente justos y producidos de forma sostenible. Por lo tanto, la única manera de garantizar esto es aplicando una regulación del mercado que realmente permita una transición agroecológica y prohibiendo también la agricultura intensiva industrial. De lo contrario, las explotaciones sostenibles y a pequeña escala que aún existen seguirán desapareciendo, los ciudadanos seguirán pagándolo con su salud, el planeta seguirá calentándose y las grandes corporaciones seguirán haciéndose más ricas y poderosas.

 

Muchos han criticado las falsas soluciones que se están vendiendo en la COP26. Como dijo Paula Gioia, agricultora y miembro del Comité Coordinador de ECVC, en un discurso durante la manifestación de la Coalición COP 26 que reunió a cientos de miles de personas el pasado sábado en Glasgow, la narrativa abrumadora de las negociaciones ha sido “soluciones basadas en el mercado, arriesgados arreglos tecnológicos y propuestas de ” cero neto” por parte de los gobiernos controlados por las empresas, las transnacionales, los filántropos, los medios de comunicación dominantes y la mayoría de las ONG. Todo ello alimentando su inacción climática. El lunes 8 de noviembre, Dee Woods, de la Alianza de los Trabajadores de la Tierra (The Landworker’s Alliance), organización miembro de ECVC con sede en Reino Unido, añadió lo siguiente durante un acto organizado por los delegados de LVC dentro de la zona azul: “Varios de los actores de carácter lucrativo, que organizaron la UNFSS a principios de este año, están impulsando ahora iniciativas como la Misión de Innovación Agrícola para el Clima (AIM4C) en Glasgow, que excluyen a los más afectados por la crisis climática, promueven falsas soluciones y socavan los derechos humanos”.

 

ECVC considera que, si las medidas compensatorias que actúan en contra de la naturaleza tuvieran realmente el potencial de detener el cambio climático, ya habríamos visto el progreso de las medidas tomadas en el pasado. Además, buscar soluciones en la digitalización y las nuevas tecnologías es una cortina de humo para que la agricultura industrial y las grandes corporaciones en general sigan aprovechando los recursos del planeta para su propio beneficio, mientras socavan a los pequeños y medianos agricultores. Estos pequeños agricultores son los que ya ponen el 70% de los alimentos en nuestros platos, mientras utilizan solo el 30% de la tierra cultivable mundial. Estos tienen los conocimientos técnicos necesarios para perseguir la sostenibilidad, pero no los recursos para superar los retos que plantean quienes desean mantener el statu quo en su propio beneficio.

 

 

Para más información y posiciones de los miembros de ECVC y LVC sobre el terreno en Glasgow, así como demandas políticas más detalladas, puede ver aquí:

 

·         ECVC en Twitter, Alianza de Trabajadores de la Tierra en Twitter, La Vía Campesina en Twitter

 

·         Respuesta de ECVC a la evaluación de la Iniciativa para la Restauración de los Ciclos del Carbono

 

·         Infografía de ECVC sobre el clima

 

·         Comunicado de prensa de ECVC sobre el paquete Fit for 55

 

Contactos

 

Andoni García Arriola – Comité Coordinador de ECVC:  +34 636 45 15 69 – ES, EUS

 

Paula Gioia – Comité de Coordinación de ECVC: +49 152 05 76 45 91- DE, ES, PT, EN

 

Dee Woods – Miembro de la Alianza de Trabajadores de la Tierra y ECVC – +44 7703 3574 43

 

[1] https://grain.org/article/entries/5102-food-sovereignty-five-steps-to-cool-the-planet-and-feed-its-people