El Parlamento Europeo ha aprobado hoy un informe de iniciativa propia de las comisiones ENVI y AGRI sobre la Estrategia “de la Granja a la Mesa”. El resultado es alentador, pero ¿es suficiente para hacer frente a las cuestiones que están en juego?

 

ECVC recibe con interés el informe en su conjunto. En él se ponen de manifiesto diferentes iniciativas del Parlamento para avanzar hacia una Estrategia de la Granja a la Mesa (F2F) fuerte y eficaz.

 

ECVC recibe con especial agrado la referencia a la necesidad de permitir a los agricultores acceder a precios justos, así como la de tener unos costes alimentarios justos y asequibles para los consumidores. En el informe se reconoce el esfuerzo de trabajar de manera general por un sistema alimentario sostenible, justo y resistente, incluyendo los aspectos económicos y sociales a lo largo de toda la cadena alimentaria. ECVC también está de acuerdo con la insistencia del Parlamento en asegurarse de que los objetivos de la Estrategia F2F se apliquen también en el marco de la Política Agrícola Común (PAC), así como con la necesidad de revisar la legislación en materia de contratación pública para permitir que las instituciones públicas prioricen la producción sostenible de alimentos, los alimentos tradicionales, y el consumo de productos locales y de temporada.

 

Sin embargo, ECVC sigue manteniéndose escéptica en lo relativo al alcance de los cambios que se pueden producir por medio de este documento debido a lo siguiente.

 

En primer lugar, los Planes Estratégicos Nacionales de la PAC se están elaborando todavía y quedan señales y dudas de hasta qué punto se integrará la estrategia en su contenido definitivo.

 

En segundo lugar, no vemos intención ninguna de subordinar la política comercial europea al Pacto Verde y a la Estrategia F2F, ya sea a nivel de los acuerdos comerciales, de las normas de competencia o de una mayor intervención pública en los mercados. Sin esto, los efectos positivos de la Estrategia F2F empleada para hacer sostenible la cadena alimentaria se reducirán considerablemente. Necesitamos una mayor coherencia económica para garantizar un transición inclusiva y justa de los pequeños y medianos agricultores, a través de precios justos de la producción hacia el consumo.

 

En tercer lugar, ECVC está preocupada por la fuerte narrativa del informe para fomentar la integración de las nuevas tecnologías y la digitalización. Confundir la innovación con la digitalización es un grave error. En el estado actual de desarrollo de los sistemas de recogida de datos reales, propios de la economía digital también en la agricultura (con los Digitalizaciones de la Secuenciación Genética, los Big data, Sistemas de Información Geográfica-SIG, …) no existen garantías de ningún tipo en cuanto a su uso y control al no existir un marco legislativo eficaz y eficiente que ofrezca garantías a los usuarios. Además, estas tecnologías solo son adecuadas para las grandes empresas altamente capitalizadas.

 

Aunque este informe nos lleve por el buen camino, pensamos que al querer abordar el problema del cambio climático y de la pérdida de biodiversidad sin cuestionar la política comercial europea, al no requerir una mayor intervención pública en los mercados y al creer ciegamente en la tecnología como solución principal, no se está dotando a la estrategia de medios ambiciosos para alcanzar sus objetivos.

 

Contactos

 

Andoni Garcia Arriola, ECVC Coordinating Committee, +34 636 45 15 69 – ES, EUS

 

José Miguel Pacheco, ECVC Coordinating Committee, +351 918736441 – ES, PT

 

Morgan Ody, ECVC Coordinating Committee, +33 626 97 76 43 – France – FR,EN