El Acuerdo entre la Unión Europea y Mercosur pertenece a un modelo de comercio del S. XX que ha fracasado: sirve a los intereses corporativos a expensas de los límites planetarios y del bienestar animal, e impulsa unas desigualdades sociales insostenibles. Para un futuro viable, un modelo de comercio del siglo XXI debe apoyar, en lugar de socavar, los esfuerzos por crear sociedades socialmente justas y ecológicamente resistentes, basadas en los principios de solidaridad, protección de los derechos humanos y de nuestros límites planetarios.

 

Ciudadanos de toda Europa y Sudamérica se están uniendo contra este acuerdo comercial y trabajando por un futuro mejor. La ECVC, junto con otras 450 organizaciones de la sociedad civil, pide a los líderes políticos de ambos lados del Atlántico que detengan el acuerdo comercial UE-Mercosur.

 

Puede acceder a la declaración conjuta de la coalición a través de este enlace.