Bruselas, 17 de diciembre de 2019 – Hace ahora un año – el 17 de diciembre de 2018 en Nueva York – la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Declaración sobre los Derechos de los Campesinos y otras personas que trabajan en zonas rurales (UNDROP).

 

La adopción de este instrumento internacional para proteger y fortalecer a las comunidades campesinas del mundo entero fue una gran victoria para La Vía Campesina, el movimiento campesino global, que trabajó junto con organizaciones de pueblos indígenas, trabajadores agrícolas, pescadores y pastores, así como con muchas ONGs y aliados que se movilizaron durante los últimos 18 años. Esta Declaración reúne todos los derechos humanos que apoyan y posibilitan los sistemas alimentarios y los medios de subsistencia de los campesinos y ofrece herramientas claves para apoyar la producción de alimentos sostenible y accesible para todos, en particular en las zonas rurales, donde vive el 80% de la población que padece hambre y malnutrición. Algunos de los derechos fundamentales reconocidos y promovidos a través del UNDROP incluye el derecho a la tierra, a las semillas, a un medio ambiente sano y a la biodiversidad. Es una herramienta poderosa que también se puede usar para responder a la crisis climática.

 

El final de 2019 está marcado, por un lado, por el fracaso de la COP 25, que demostró una vez más la incapacidad de los Estados para reconocer y actuar ante la emergencia climática a nivel internacional, y, por otro, por el levantamiento popular en defensa de los derechos humanos, desde Madrid hasta Santiago de Chile, desde Beirut hasta Hong Kong. Para hacer frente a la crisis actual social y ambiental y al creciente número de conflictos, es urgente proteger a los que son excluidos de la sociedad y fortalecer los sistemas campesinos, que son la principal fuente de alimentos y, al mismo tiempo, ofrecen la mejor solución para mitigar los gases de efecto invernadero.

 

Pero por el momento, la agricultura campesina sigue siendo discriminada a todos los niveles en Europa, donde es vista como una carga del pasado, en lugar de ser reconocida legítimamente como un pilar de fuerza en la cultura europea.

 

Según Ramona Duminicioiu, miembro del Comité de Coordinación de la ECVC, “En Rumania, donde la gran mayoría de los productores son pequeños agricultores, se enfrentan al acaparamiento masivo de tierras por parte de empresas nacionales y extranjeras. La situación es aún peor para nuestros vecinos ucranianos, donde un nuevo proyecto de ley de liberalización de la tierra amenaza con violar el derecho a la tierra de más de 6 millones de campesinos, en beneficio de las explotaciones agrícolas, los oligarcas nacionales y las empresas multinacionales”. Hasta hoy, los campesinos ucranianos han salido a las calles de Kiev para oponerse a este proyecto de ley y reclamar sus derechos.

Manifestación de campesinos en las calles de Kiev, 16 de diciembre de 2019

 

La reciente propuesta de la Comisión Europea del nuevo pacto verde, que incluye la estrategia “de la granja a la mesa”, que finalmente vincula los alimentos seguros y sanos para los consumidores con los sistemas agrícolas y promueve la agroecología, es ciertamente alentadora, pero no es suficiente. ECVC espera que la Comisión y todos los Estados europeos apliquen la Declaración sobre los derechos del agricultor en todas las políticas pertinentes.

 

José-Miguel Pacheco, también miembro del Comité de Coordinación de la ECVC, afirma: “La UE necesita urgentemente proteger las pequeñas y medianas explotaciones agrícolas familiares, regulando los mercados agrícolas y garantizando una distribución justa de las subvenciones. Este derecho a una vida digna está incluido en la Declaración y debe ser aplicado en nuestras políticas comerciales. La reforma de la PAC debe ir en esta dirección, para que el cambio ecológico que necesita la UE no deje a nadie atrás. Ni aquí ni en ningún otro lugar”.

 

¡Esto es una emergencia! ¡Los campesinos alimentan a la población mundial y sus derechos son derechos humanos!

 

Se puede ver aquí el nuevo video de ECVC sobre la Declaración de los Derechos de los Campesinos, con subtítulos en español; inglés y francés

 

Contactos:
Ramona Duminicioiu – Comité de Coordinación de ECVC: +40 746 337 022 – FR, ES, EN, RO
José Miguel Pacheco – Comité de Coordinación de ECVC: +351 918736441 – ES, PT