DESCARGAR LA PUBLICACION –> 12 razones para prohibir los “nuevos OGM”

 

Disponible también en alemán, búlgaro y en holandés

 

 

Los OGM son « organismos, a excepción de los seres humanos, cuyo material genético ha sido modificado de una manera que no se produce naturalmente en la reproducción ni en la recombinación natural”. Definición de los OGM según el Artículo 2 de la Directiva europea 2001/18/CE que regula a los OGM.

 

Hasta la fecha, la regulación europea ha permitido impedir el cultivo de la mayoría de OGM, pero la industria de la biotecnología insiste ahora en eludir la legislación existente e introducir una nueva serie de OMG en el mercado europeo.  Pero si las nuevas plantas OGM no se etiquetaran a su vez, resultaría imposible desarrollar los sectores sin OGM y ecológicos, no sólo animales, sino también vegetales. Este intento de introducir nuevos OMG en Europa constituye un ataque a los derechos de las campesinas y campesinos y al derecho a la alimentación. Las empresas de biotecnología quieren utilizar a Europa como un laboratorio para introducir estos nuevos OMG.

 

Estas manipulaciones genéticas pueden generar de forma imprevisible y no visible numerosos efectos imprevistos que presentan riesgos para la salud y el medio ambiente. Las patentes que las acompañan amenazan los derechos de los campesinos de utilizar sus propias semillas, el derecho de cada uno a elegir su propia comida y la soberanía alimentaria. Por ello, los pueblos europeos rechazan masivamente los OGM.

 

La industria biotecnológica utiliza los términos “nuevas técnicas de mejoramiento genético en plantas” o “nuevas técnicas de selección” (NBT en inglés) para referirse a un conjunto diverso de técnicas de ingeniería genética alegando que no son técnicas de modificación genética cuando en realidad lo son. Al hacerlo, la industria biotecnológica de semillas quisiera evitar que los productos emitidos por esas técnicas no estén regulados como OGM y ocultar esos OGM a los consumidores de la UE que están fundamentalmente en contra de los OGM.

 

Como en el caso de los transgénicos, las primeras de estas plantas son resistentes a herbicidas. Su cultivo aumentaría forzosamente la presencia de residuos de estos plaguicidas en los suelos, en el agua y en nuestra alimentación.

 

Para saber más sobre las razones por las que estos nuevos OGM deben ser prohibidos y el trabajo del movimiento campesino europeo en este caso haga clic aquí -> 12 razones para prohibir los “nuevos OGM”