Frente a la explotación diaria de cada vez más recursos hídricos que exigen la industrialización extrema y la superproducción capitalista, el acceso a los recursos hídricos se ha convertido en una fuente importante de conflicto político. Los estados, las corporaciones multinacionales y los grupos de interés privados establecieron al consejo del agua mundial (WWC) para mercantilizar y comercializar los recursos hídricos, y para maximizar los potenciales beneficios. Como lo sabemos, el consejo mundial del agua es una institución intergubernamental patrocinada y apoyada por corporaciones multinacionales. Con todo, son el Banco Mundial y los monopolios del agua que son dominantes en el consejo, y éste se está esforzando por asegurar que la lógica del beneficio determine el porvenir del agua.


El 5° Foro mundial del agua tendrá lugar los días 16-22 de marzo en Estambul.

Actualmente, en Turquía, se está preparando una legislación que otorgaría el agua de los ríos, los lagos y los estanques a las corporaciones. Esto significa que los recursos hídricos ellos mismos se pueden transferir a las corporaciones, que hasta ahora sólo dirigieron los servicios de distribución del agua. Se trata de una nueva fase de privatización del agua. Por lo tanto el 5° Foro mundial del agua que va a celebrarse en Turquía es extremadamente crucial y urge parar este movimiento de las corporaciones del agua.


Las Naciones Unidas y el Banco Mundial consideran que el agua es más bien una necesidad que un derecho. Esta es una diferencia crucial. En cuanto se define el agua como una “necesidad” y no como un “derecho”, llega a ser posible mercantilizarla y hacerla entrar en una lógica comercial. Un segundo aspecto de la política global del agua es que se propone la gestión de la demanda antes que une gestión global de los recursos hídricos. Es decir la privatización de la gestión del agua potable, del agua doméstica y del agua de irrigación se está planteando en la discusión.


Como componente inseparable de la vida social, no se puede dejar la propiedad del agua a las personas o a las instituciones, ni siquiera a los estados capitalistas ellos mismos. Debe ser reconocido que el agua pertenece a la naturaleza de la que la humanidad misma forma parte. Por lo tanto, exigimos que solamente los que aceptan el agua como condición básica de la supervivencia de todos los organismos vivos y no esos burócratas seleccionados y/o dueños de los intereses privados que demandan que el agua puede ser utilizado para la acumulación de capital pueden determinar cómo y en qué condiciones el agua se utiliza por la gente, los animales y las plantas.


Campaña contra el Foro Mundial del agua y la privatización del agua en Turquía


Con este fin, la Confederación de los sindicatos campesinos turcos, Çiftçi-Sen, junto con más de 100 otras fuerzas de oposición social que defienden el reconocimiento del derecho al agua formó una plataforma llamada “No a la comercialización del agua” para luchar contra el Foro mundial del agua. Para luchar contra el interés corporativo y demostrar la postura de la gente en el tema, trabajamos colectivamente para organizar una manifestación masiva el 15 de marzo en Estambul para protestar contra el Foro mundial del agua. La manifestación será seguida por un programa de actividades a lo largo de la semana, de demostraciones a discursos, talleres y paneles que tienen por objeto echar una sombra en el WWF.